Archivo de la categoría: Uncategorized

Tam Muro

septiembre 20, 2017

La imagen como documento

La pintura y la fotografía pueden ser la documentación histórica guía para comprender la cultura material, las experiencias de la gente o la historia del cuerpo. Nos permiten situarnos para imaginar el pasado.
En una exhibición deben ser cuidadosamente seleccionadas, deben ser capaces de contar lo que con las palabras sería muy complejo o extenso de narrar.
Las imágenes en las exhibiciones no son decorativas son información abierta y envolvente.

“La Femme Qui Pisse ou L’Œil Indiscret.” François Boucher, c. 1742–1765.

 

Día Internacional de los Museos

 Necesitamos de una erótica* de los museos.

Desde hace cincuenta años el 18 de mayo se instaló como el día de concientización acerca del rol de los museos como medios portadores de significado para el desarrollo de las sociedades.

¿Finalmente, cuál sería ese rol en el mundo mediatizado en el que nos desenvolvemos hoy? ¿Qué le pedimos a los museos? ¿Qué es lo que los museos nos ofrecen, frente a las urgencias ineludibles del presente?

Tal vez precisamos que nos otorguen un breve momento de reflexión personal. No necesitamos prótesis intermedias para relacionarnos con la historia, con el arte y con las personas. No necesitamos que nos obliguen al marketing, a los negocios, el merchandising y el espectáculo. No necesitamos distracción, necesitamos que despierten conciencia frente a los errores del pasado y sus consecuencias en el presente, conciencia frente a los aciertos y nuestra responsabilidad hacía el futuro. No precisamos dogmas, slogans, ni manifiestos, sí que colaboren con desenvolver conciencia crítica.

Necesitamos recuperar los sentidos y las emociones ante a la velocidad de la tecnología y el apabullamiento sensorial. Necesitamos dentro del museo un tiempo, un descanso para pensar, que nos conmuevan con sencillez. Necesitamos participar, conversar y comprender.

Necesitamos de una relación que nos atraiga placenteramente a involucrarnos, a sentirnos parte del mismo planeta y por ende, con hermandad, colaboradores en la búsqueda de soluciones.

*Gracias Susan Sontag

“La relación con los medios de comunicación puede generar una forma de pasividad en la medida en que expone cotidianamente a los individuos al espectáculo de una actualidad que se les escapa; una forma de soledad en la medida en que los invita a la navegación solitaria y en la cual toda telecomunicación abstrae la relación con el otro, sustituyendo con el sonido o la imagen, el cuerpo a cuerpo y el cara a cara; en fin, una forma de ilusión en la medida que deja al criterio de cada uno el elaborar puntos de vista, opiniones en general bastante inducidas, pero percibidas como personales.”

“Sobremodernidad, Del mundo de hoy al mundo de mañana”
por Marc Augé .

Prótesis

 

¿Necesitamos prótesis electrónicas en los museos?
¿Podríamos darle al museo la oportunidad de estar desconectados saboreando un tiempo distinto?
¿No tienen los museos una vitalidad propia que muchas veces no ha sido explotada?
¿Qué ocurre con las vivencias simples, concretas y aún así emocionantes del contacto directo? ¿Frente a esto serían necesarios los simuladores de experiencias?

Raimundo de Madrazo, 1880

Raimundo de Madrazo, 1880

“La gente agarra los libros de una manera especial, diferente de como agarran cualquier otro objeto. No los sujetan como los objetos inanimados que son, sino como si se hubieran quedado dormidos. A veces los niños sujetan los juguetes del mismo modo”

John Berger. El cuaderno de Bento. 2011


Diseñar exhibiciones es diseñar experiencias en cuatro dimensiones:
una totalidad técnico-conceptual que es tanto espacio como es tiempo,
una situación particular por la que la persona transcurre
aunque a su vez regula y ordena.


 

 

Manifiesto para una exhibición inclusiva

  • Dar la oportunidad al visitante de que haga conexiones entre la experiencia que vive en el museo y las de su propia vida.

  • Permitir que el visitante personalice la información que se le presenta, lo que asegura que haga propia la experiencia de aprendizaje.

  • Reconocer que los diferentes tipos de personas prefieren diferentes estrategias y estilos de aprendizaje y, por tanto, hay que ofrecer todas las oportunidades posibles.

  • Permitir una gran variedad de puntos de entrada (ganchos) y de salidas en la exhibición, que permitan a los visitantes seleccionar los puntos que mejor se ajusten a sus necesidades personales.

  • Presentar los temas complejos en etapas progresivas, de manera que el visitante pueda seleccionar el nivel y la complejidad de la información que necesita y desea.

  • Tener como una meta importante el reforzar conocimientos previos y, ocasionalmente, ayudar a reconstruir comprensiones, actitudes y conductas.

  • Introducir la emoción en la experiencia de aprendizaje, con humor, discrepancias, finales inconclusos, interacciones humanas, etcétera.

  • Hacer las experiencias de aprendizaje gratas y entretenidas.
    Tener claro que la diversión y el aprendizaje no son excluyentes, sino que la presencia de ambos es esencial para lograr experiencias de calidad en los museos.

  • Buscar diseños que aseguren que lo que se va a aprender de un conjunto se relacione claramente con las necesidades e intereses de la persona. Para empezar, debemos propiciar que: al participar en la experiencia de aprendizaje el invitado tenga la sensación de ser respetado; que el valor personal y los beneficios que le proporcionen el participar en la experiencia de aprendizaje estén muy claros.

  • Proporcionar retos y recompensas a las habilidades que el visitante haya auto definido.