Archivo de la etiqueta: innovacion

Proyecto “del Museo a la Calle”

Prilidiano Pueyrredón (ingeniero y artista, 1823-1870), fue el pintor que retrató a la alta sociedad porteña. Los rostros que pinta Pueyrredón, son los rostros del poder de clase, las expresiones idealizadas de quienes tomaban las decisiones que afectaban y decidían sobre la ciudad y un vasto territorio. Estas intervenciones que propongo buscan desencajar el enclave de la historia, quebrar la solemnidad, ensayando la proyección de la solidez de los rictus que pinta Pueyrredon sobre los estados de ánimo cargados del presente cotidiano. Aprovechar ese realismo arquetípico de una visión lírica del pasado nacional, integrándolo al complejo y cambiante devenir del país. La ironía como provocación a la reflexión sobre la construcción de la historia.

 

 

Inventar opciones / Design Thinking

“La mayoría de la gente, a estas alturas, conoce la historia de los humildes Post-It. El Dr. Spencer Silver, un científico que trabajaba en 3M en los años 60, se topó con un adhesivo con algunas propiedades curiosas. Su jefe, bastante razonable, no vio la utilidad de las “elastomeric copolymer microspheres “, también conocidas como el pegamento que no se pega, y le dio poco apoyo. No fue, hasta que uno de sus colegas, Art Fry músico a su vez, comenzó a utilizar el adhesivo para evitar que se caigan los marcadores de las hojas de sus partituras, en que se encontró un uso posible para las pequeñas notas amarillas. Post-It ahora es un negocio de millones de dólares y uno de los activos más valiosos de 3M.

Las notas post-It se presentan como una lección objetiva de cómo la timidez y rigidez organizacional amenaza con acabar con una gran idea. Esos pequeños stickers ahora tan conocidos han demostrado ser un factor importante de innovación en sí mismos. Adornando las paredes de los estudios de proyectos, han ayudado a un sinnúmero de pensadores para capturar un gran rango de ideas para luego ordenarlas en patrones con sentido. El post-It, en toda su gloria de colores pastel, encarna el movimiento de la fase divergente que es la fuente de nuestra inspiración para la fase convergente que es la hoja de ruta para nuestras soluciones.”

Extraído y traducido de Change by Design, de Tim Brown y Barry Katz. HarperCollins e-books. ISBN 978-0-06-19374-3

Es un notable proceso participativo para todo equipo permitir la exploración de nuevas ideas, desde las humildes hasta las que despiertan exclamación. Cómo método, en principio, ninguna de las ideas debería ser descartada y todas ellas durante las conversaciones ser plasmadas en notitas que se integren al follaje de un empapelado. Cubriendo las columnas de una matriz de diseño, tarde o temprano serán la estructura del discurso de la exhibición.

Las ideas que se escriben se materializan y así vencen a la falta de gravedad del cerebro adonde flotan. Sobre el soporte de post-it  pueden saltar de columna en columna, integrándose o despegándose  de un grupo, dando movilidad y armando redes. Componer  mapas conceptuales nos permite  visualizar  panoramas, delinear horizontes,  discernir adonde estamos parados y hacia donde podríamos dirigirnos. Pero para ello, el proceso de diseño no debe acotarse solamente a las soluciones que ya conocemos, si comenzamos por escoger de entre las ideas que siempre elegimos eso nos dará una pobre o nula posibilidad de innovación. A esta instancia de convergencia de ideas, cuando la elección está limitada a las cómodas opciones archiconocidas en mi barrio la llamamos “Otra vez sopa”.

Dejemos a la convergencia como segunda instancia para antes  dar lugar a la más increíble y feliz opción que es la instancia de la divergencia. Permitir con fluidez y flexibilidad la diversidad de ideas que puede aportar un equipo nos habilita a crear opciones nuevas, de entre una mayor variedad y novedad obtendremos mejor cosecha en la convergencia.

En resumen, es mejor inventar opciones  que limitarnos a las conocidas; luego de llenarnos de nuevas ideas, con criterio, podemos seleccionar de entre ellas a lo factible, lo viable, lo que merezca ser ensayado.

post-it 1a

matriz  post-it 1b

 

¿Y en tu equipo como se toman las decisiones?

The Beatles

Las exhibiciones de museos podrían ser capaces de conmover, podrían empujar a las personas a apasionados cuestionamientos internos y a los intercambios de opinión; también podrían promover cambios de actitud al permitir que los visitantes opten por nuevas perspectivas frente a conceptos rígidos o tradiciones jamás cuestionadas. Pero todo esto solo puede lograrse si desde la misma organización del museo y en el trabajo interdisciplinario de sus equipos se asume con valor el desafío de la innovación; esta es la manera en que una exhibición puede ser distinta, marcar la diferencia, cuando desde la misma raíz de su gestación se tiene el coraje de confrontar ideas y animarse al ensayo y al error.

Cuando pienso en el término innovación, no pienso en un solo enunciado que lo defina, pero sí tengo un ejemplo que al menos para mí siempre ha estado cargado de esa diferencia y, debo decirlo, que su apreciación y comprensión modificó de alguna manera mi propia vida: The Beatles

Si The Beatles algo han dado a la humanidad, además de belleza y ese enorme y  poético impulso de transformación, es el ejemplo de su capacidad de trabajo en equipo. Tanto por ellos mismos como por aquellos que con lucidez depositaron confianza y alentaron a ese grupo de jóvenes amigos. Por eso para definir ahora lo que necesita todo proyecto innovador acudo a las cualidades de los cuatro de Liverpool:

Trabajo en equipo.
Aprendizaje permanente.
Creatividad.
Desprejuicio.
Lateralidad.
Fluidez.
Flexibilidad.
Evolución sin destrucción.
Inspiración.
Compromiso.
Alegría.
Pasión.

Sin título-1