Archivo de la categoría: Ficha técnica

Afinar el lápiz

Nos encanta leer revistas, nos exigen poco, nos gusta su manera porque podemos recorrerlas brincando de foto en foto, incluso desde atrás hacia adelante. No son como los libros, no nos demandan disciplina para seguirlas. Con las revistas nuestra manera de aproximarnos al contenido va desde observar una imagen a leer su epígrafe y luego (si es que nos motiva) tal vez un artículo completo.revistas

La visita a una exhibición puede ser similar. La atención del visitante de museo por lo general brinca entre las vitrinas atraída en primer lugar por los objetos -después de todo de eso se trata, de la confianza en su autenticidad. Algunas personas van un poco más allá y en su curiosidad pueden que lean los rótulos o etiquetas y si la información les resulta atractiva, sorprendente o misteriosa, puede que la misma intriga los empuje a querer saber algo más. Es entonces que pueden decidir buscar la información en los títulos y textos de paredes o a través de los otros recursos de comunicación que se les ofrezca. Las personas buscan comprender que es lo que están viendo. Se preguntan porque una obra está en el museo, para que se usó ese objeto, qué es lo que representa, en qué pensaba el artista, cuando y en qué contexto…

visitantes cabildo

Despertar y sostener la intriga es la habilidad de provocar una picazón que necesita rascarse.

Escribir etiquetas tanto como epígrafes es el arte de compactar lo substancial con elegancia. Al escribirlos convertimos a los objetos y obras de arte en palabras, en el intento de establecer puentes concretos entre ellos y las personas.

 

 

 

 

Sensibilidad e intensidad.

 Como calcular la intensidad de la luz

La exposición a la luz puede alterar la composición química de los objetos y cambiar su apariencia a través de la decoloración, incluso puede provocar la destrucción de la estructura física de los materiales más sensibles.

El daño provocado por la luz es acumulativo, la exposición total sobre una superficie es el producto de la intensidad de la luz (lux) y el tiempo (horas) de exposición.

Es muy importante conocer el nivel de exposición a la luz de las colecciones que se exhiben en el museo. Para realizar este control, si no se cuenta con un luxómetro, se puede medir utilizando una cámara réflex analógica con fotómetro incorporado, el procedimiento es el siguiente:

  • Verificar carga de batería.
  • Ajustar sensibilidad de la película en ASA 800.
  • Ajustar la velocidad de obturación en 1/60.
  • Colocar un cartón blanco mate (30 x 40 centímetros) en el lugar de incidencia de la luz por delante o en lugar del objeto a iluminar.
  • Enfocar la cámara de manera de ocupar todo el campo visual con el cartón.
  • Tomar la luz de incidencia sobre el cartón blanco evitando provocar sombras sobre el mismo.
  • Ajustar la apertura de diafragma (número f ) hasta que el fotómetro indique que es la correcta, registrar el número f resultante.
  • Dependiendo de la abertura que indique podemos calcular estas intensidades aproximadas:

Diafragma

Intensidad

f 4

50 lx

f 5.6

100 lx

f 8

200 lx

f 11

400 lx

f 16

800 lx

Con estas mediciones orientativas se puede definir la potencia necesaria de las lámparas, la distancia o calcular el uso de dimmers.

 

Sensibilidad de los materiales a la luz

Sensibilidad

Materiales

Intensidad

Acumulación anual

ALTA

Acuarelas, grabados, orgánicos, textiles, dibujos y pinturas sobre papel, tapices, etc.

50 lx
50.000 lux-h / año

MEDIA

Pintura al óleo, madera, hueso, cuero, marfil, lacas, témperas, etc.

100 a 150 lx
600.000 lux-h / año

BAJA

Metales, piedras, cerámica, esmaltes, vidrio, joyería, etc.

300 lx

Es conveniente realizar la evaluación del estado de situación de los objetos en la exhibición y registrar la medición de iluminación en las fichas o legajo de cada pieza. Se debe consignar a que iluminancia está expuesto cada objeto, desde y hasta qué fecha. De esta manera se puede calcular la acumulación de deterioro por luz que tendrán según pasa el tiempo y actuar en consecuencia.

Textos y diseño de etiquetas nomencladoras

La exhibición es un medio de comunicación complejo en donde el texto escrito es uno de los recursos que podemos utilizar para transmitir información. Dado que los distintos tipos de textos están a disposición de una gran variedad de personas, se recomienda redactar textos dirigidos a lectoras y lectores no especializados. Se sugiere utilizar un lenguaje simple y directo, evitando términos rebuscados o poco comunes, prestando atención a la sintaxis y teniendo siempre presente el tema y el mensaje global.

I Elaboración de etiquetas o rótulos

Los rótulos nomencladores ofrecen información específica acerca de un objeto o un conjunto de ellos en la exhibición. Teniendo en cuenta el nivel y calidad de información se puede considerar dos criterios de rotulación:

I.a. Rótulo informativo (autónomo).

Consiste en un texto mínimo a través del cual se describen las características básicas (por lo general las visibles) del objeto;

I.b. Rótulo interpretativo (narrativo).

Consiste en oraciones básicas redactadas en una o dos párrafos que describen al objeto dentro de un contexto y lo relacionan con el discurso general de la exhibición.

Los siguientes ítems son recomendaciones para la redacción de rótulos interpretativos:

  • Escribir sobre los objetos teniendo en cuenta la totalidad de la exhibición. El rótulo convierte al objeto en texto y lo conecta con el discurso general.

  • Evitar el lenguaje técnico y el uso de las abreviaturas o las siglas. En el caso de palabras en otro idioma traducirlas.

  • Plantear preguntas al inicio y/o al final para motivar la lectura.

  • Brindar los contenidos de manera atractiva y comprensible para estimular la lectura: que el lector descubra que vale la pena leer el texto.

  • Redactar en oraciones cortas y sencillas separando las ideas en párrafos.

  • Componer la redacción de los rótulos utilizando líneas de entre siete y diez palabras de largo, dado que esto da inmediatez y mejora el ritmo de lectura.

  • Finalizar la línea de texto evitando cortar palabras, no separar nombres ni cerrar con una preposición.

  • Organizar una línea editorial ayuda a mantener el foco en la coherencia de estilo, los tiempos verbales y el tono de la comunicación.

  • Previo al diseño gráfico realizar una revisión total de la redacción, volver a evaluar antes de su impresión.

III Diseño gráfico

Tiene la finalidad de hacer visible, atractiva y legible la información lecto-visual. Se procura que sea un diseño limpio y despejado por sobre otras consideraciones estéticas, que se integre de forma coherente con el diseño general de la exhibición.

Algunas recomendaciones para el diseño de rótulos:

  • Seleccionar familias tipográficas legibles, combinando hasta dos familias distintas.

  • Escribir con mayúsculas y minúsculas.

  • Diferenciar familias tipográficas entre el título y el cuerpo del texto. Por ejemplo: utilizar tipografía con serif para títulos (Garamond, Times New Roman, Minion, etc.); utilizar tipografía sin serif para el cuerpo de texto (Arial, Verdana, Franklin Gothic, Myriad,etc.).

  • Brindar expresividad al texto utilizando diferentes pesos tipográfìcos. Por ejemplo: destacar en negrita o bold los títulos o los nombre propios y utilizar la normal o light para el resto del texto.

  • Evitar las tipografías cursivas o demasiado ornamentadas.

  • Utilizar un tamaño de altura tipográfica mínima de 4 milímetros (altura de la x minúscula), por ejemplo: Arial 14 puntos. (Por debajo de este tamaño es difícil de leer).

  • Combinar los colores de la tipografía y del fondo con suficiente contraste ayuda a la percepción. Por ejemplo, la nitidez del texto negro sobre fondo blanco.

  • Espaciar el interlineado (1,5) facilita la lectura.

  • Brindar espaciado entre letras y puntos alivia la lectura.

  • Alinear el texto a la izquierda. Evitar la alineación justificada pues genera espacios en blanco o lagunas.

  • Considerar con cuidado el superponer texto sobre imágenes ya que puede dificultar la lectura.

  • Identificar, señalar o distinguir los rótulos con colores (barras, formas, línea de color lateral o de base, etc.) organiza las relaciones temáticas cuando se establece un código o patrón que asocie etiqueta-objeto-tema.

  • Elaborar la edición de textos en combinación con el diseño gráfico y viceversa.

  • Conservar copias organizadas de los archivos digitales de texto y originales de diseño gráfico para facilitar correcciones, actualizaciones y reimpresiones.

IV Materialización

Equipo y materiales: Computadora con programas de diseño gráfico y procesador de textos, impresora blanco y negro o color (láser o a chorro de tinta), papeles sin textura de variedad de colores y gramajes, cartón libre de ácido, adhesivos neutros en barra y en aerosol, plancha de corte, cortantes, tijeras, lápiz 0.5, goma de borrar, pinceleta, paño suave, escuadras y regla metálica de corte, nivel de agua, cinta doble faz para montaje, alfileres, hojas de laminado en frío.

Algunas indicaciones útiles para el montaje de rótulos:

  • Lavar las manos y limpiar las superficies de trabajo.

  • Estandarizar los tamaños de los rótulos es práctico para sistematizar el montaje: impresión, pegado del papel sobre el soporte y corte.

  • Imprimir sobre papel mate sin textura de un gramaje superior a 90 g/m², es recomendable por ser más resistente y reaccionar menos a la humedad de los pegamentos. Por ejemplo, el papel de oficina A4 tiene entre 60 a 80 g/m².

  • Imprimir los rótulos con sus respectivas guías de corte.

  • Adherir al cartón con adhesivo en aerosol o pegamento en barra. Para rótulos en interior de vitrinas utilizar papel y cartón libres de ácido. Mantener bajo presión hasta secado final.

  • Proteger con película de laminado en frío los rótulos que irán fuera de la vitrina.

  • Cortar los rótulos sobre una superficie de corte o una placa de vidrio grueso. Utilizar un cortante y una regla metálica para corte (con borde de protección, evitar reglas plásticas o de madera), reemplazar con frecuencia la hoja del cortante.

  • Utilizar impresión sobre vinilo transparente para rótulos que se colocarán sobre vidrios de vitrinas o en el caso de querer mantener el fondo de color de paredes pintadas.

V Ubicación

La ubicación de los rótulos en lugares estratégicos ayuda a organizar y estructurar la comunicación, permite relacionar espontáneamente el texto con el objeto y al objeto con el discurso de la exhibición.

Algunas consideraciones para su distribución:

  • Colocar los rótulos próximos a las piezas permite una asociación inmediata entre texto y objeto.

  • Colocar los rótulos siguiendo un único patrón. En el caso de cuadros mantener la misma ubicación, distancia lateral y altura con respecto al piso, por ejemplo: ubicación izquierda, distancia lateral 25 centímetros, altura 135 centímetros.

  • Colocar sobre la pared los rótulos para esculturas y estableciendo un patrón general de proximidad y ubicación. Por ejemplo, que el rótulo se detecte visualmente mientras se observa a la pieza de frente.

  • Situar los rótulos de pared entre 120 y 150 centimetros para una lectura confortable. Lo ideal es centrarlos a 135 centímetros.

  • Adherir rótulos sobre la pared con cinta doble faz para montaje (1 cm²) en las cuatro esquinas.

  • Inspeccionar periódicamente el estado de los rótulos en la exhibición por posibles desplazamientos, caída, faltante o desgaste.

VI Accesibilidad

  • Colocar los rótulos sobre superficies que permitan acercarse cómodamente para ser leídos, por ejemplo para aquellas personas con visión disminuida.

  • Facilitar la visión y lectura a personas en sillas de ruedas, a los de baja estatura y a los niños. Considerar que la altura de la visión de una persona sentada es de 110 centímetros.

  • Cuidar la iluminación evitando el deslumbre y los reflejos. La deficiencia visual requiere de 100 luxes de ser posible.

  • Inclinar  los rótulos 30 grados de manera de que no queden horizontales, esta inclinación facilita la lectura a las personas sentadas y disminuye los reflejos. Para inclinarlos adherir por detrás, por ejemplo: escuadras de cartón, aplicar alfileres inoxidables o en el caso de rótulos grandes usar soportes acrílicos.

  • En el caso de vitrinas verticales de piso interior bajo no colocar los rótulos sobre la base, en su defecto aumentar el tamaño de la tipografía. 

 

Diagrama de un posible diseño de rótulo para obras de arte
en base a la proporción del rectángulo áureo.
El texto es solo un ejemplo de jerarquía y distribución.

rotulo 1 rotulo 5

rotulo 4

Una etiqueta polémica.

indiecitos

Compilación y redacción Claudio Tam Muro
 

Nuestros cerebros están diseñados para las historias. Son la mejor manera que tenemos para comprender las verdades profundas o imaginar una experiencia que nunca hemos tenido. Las exhibiciones son la oportunidad de recuperar la antigua costumbre de contar historias alrededor del fuego. Las historias nos atrapan, nos mantienen en vilo.

¿Quien no recuerda los sentimientos, los motivos, las pasiones de una historia? Aunque…¿Quien recuerda la cronología?

¿Cómo podemos planear una exhibición de manera que nos transporte como una historia?

Reflejos en tus ojos

¿Buscás evitar reflejos sobre los cuadros? ¿Tus fotografías espejan?
Con un poco de paciencia y cálculo podemos solucionarlo.

  • Para corregir las fuentes luminosas artificiales situadas frente a la vista del observador (deslumbramiento directo) se pueden utilizar pantallas o difusores para evitar la visión del cuerpo brillante de las lámparas.
  • Para bloquear el resplandor que entra por puertas y ventanas utiliza cortinas, persianas, postigos o colocando filtros en los vidrios.
  • Iluminá las pinturas, fotografías y otras obras verticales sobre la pared utilizando el “ángulo de museo” (30º) así evitas el deslumbramiento y los reflejos sobre los cuadros.

Reflejos

  • Ajustá la altura y la dirección de la fuente para que la luz cubra de forma pareja las obras u otros objetos verticales sobre la pared. Se logra ubicando la fuente de luz aproximadamente a 1,00 metro del borde superior del cuadro o marco.
  • Para calcular la distancia y dirección de una luminaria utilizá la norma del ángulo de 30º o ángulo de museo.
    Partiendo de una altura media desde el piso de 1,50 a 1,60 metros (nivel del ojo) , trazas un ángulo vertical de 30º para marcar la ubicación adecuada en el cielorraso de un riel eléctrico al que se sujeten las luminarias puntuales. Si el artefacto cuelga distanciado del riel,  esta altura de la luminaria con respecto al cielorraso modificará la posición del riel, debiendo acercarse el mismo a la pared.

Ángulo de 30°

Iluminar

La iluminación de exhibiciones de museos presenta una paradoja, por una parte la luz es fundamental para permitir la apreciación y establecer un vínculo con los objetos, pero por otra parte esta exposición a la luz implica el riesgo del daño irreversible de los materiales. Por lo tanto el diseño museográfico debe considerar a la conservación preventiva como condicionante básico y sobre ello establecer la estrategia de exhibición.

Así como la conservación es un condicionante, existen otras variables a tener en cuenta para dar precisión al proyecto de iluminación, se sugiere tener presente al momento de planificar los siguientes factores:

 Visual
Requerimientos de lectura, recorrido y actividades.

 Emocional
Influencia de la luz sobre el estado de ánimo.

 Estética
Ambientación, puesta en valor de ornamentación y arquitectura.

 Presupuestaria
Tener en cuenta las posibilidades y las limitaciones.

 

Enlace

Aquí una aproximación a la teoría de las Inteligencias Múltiples de
Howard Gardner. ¿Por qué nos interesan?

Porque nos permiten repensar a nuestras audiencias, visitantes, clientes, destinatarios o como quieran llamarlos. Sí sabíamos que lo más importante para el Museo, históricamente, fue la investigación y sus colecciones, es tiempo de pensarlos hoy como medios de comunicación que realmente pongan en conexión a las personas con esos conocimientos y esas colecciones.

IM nos permite visualizar alternativas posibles a las clásicas soluciones de las exhibiciones. Nos abren un campo para el diseño de experiencias que se dirijan, cautiven y apasionen a una mayor variedad de personas con diferentes estilos y maneras de ver al mundo.

http://multipleintelligencesoasis.org/

Taller de Design Thinking – Laboratorio Typa

EMPATÍA   –   DEFINIR   –   IDEAR   –   PROTOTIPAR   –   EVALUAR

Fui invitado por la Fundación Typa (Teoría y Práctica de las Artes) para dictar un taller sobre Planificación y Diseño de Museos y Exhibiciones. El viernes 4 de Octubre, durante tres sesiones, tuve la oportunidad de conversar con 30 colegas acerca de la potencia y posibilidades que tienen los museos  como factores de cambio social y crecimiento personal en la actualidad.
El encuentro se realizó en el MALBA en el marco del “Laboratorio Typa de Gestión en Museos”, el  programa intensivo de la fundación para la formación de nuevos líderes en el campo de los museos y la gestión cultural. Siempre es un placer poder conversar, compartir experiencias y visiones, acerca de este privilegiado campo de experimentación que son los museos y las exhibiciones en su carácter de medios de comunicación.

Aquí algunas fotos del momento del ejercicio sobre Design Thinking: ¿Cómo pensar el diseño centrado en las personas? ¿Cómo pasar de la cultura del “sentarse a escuchar”, a la de “hacer” cultura?